Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

  1. La nueva etapa
  2. Claves de la actividad e información financiera

Claves de la actividad e información financiera

Comienza el contenido principal

EN EL EJERCICIO 2018 BANKIA CENTRÓ SU GESTIÓN EN MEJORAR LAS DINÁMICAS DE NEGOCIO, ACELERAR LA REDUCCIÓN DE ACTIVOS PROBLEMÁTICOS E INTEGRAR EN UN TIEMPO RÉCORD A BMN.

Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018, lo que representa un incremento del 39,4% respecto a 2017, gracias a la integración de BMN. En términos recurrentes, sin tener en cuenta el impacto de resultados extraordinarios, el beneficio fue de 788 millones.

El ejercicio estuvo marcado, un año más, por un entorno adverso de tipos de interés extraordinariamente bajos, lo que tiende a comprimir los márgenes de la entidad. En consecuencia, el banco centró su gestión en tres ejes::

  • Mejorar las dinámicas de negocio con el objetivo de incrementar los ingresos actuales y sentar las bases para aumentarlos de forma significativa en el futuro.
  • Acelerar la reducción de activos problemáticos (tanto préstamos dudosos como activos adjudicados), de acuerdo con las recomendaciones de la autoridad de supervisión.
  • Integrar en un tiempo récord a BMN con el objetivo de anticipar gran parte de los ahorros de costes contemplados en el Plan Estratégico.

En el comienzo de 2019, Bankia ha llevado a cabo una reorganización de su estructura, con la creación de cuatro nuevas direcciones generales adjuntas y el aumento a 12 del número de integrantes de su Comité de Dirección. Esta transformación le permitirá funcionar de manera más ágil y ambiciosa, tanto en el corto como en el medio y el largo plazo, y con un enfoque plenamente orientado a las necesidades del cliente.

703 Millones €
BENEFICIO NETO ATRIBUIDO


788 Millones €
BENEFICIO RECURRENTE

CRECIMIENTO DE LOS MÁRGENES

Durante 2018, Bankia elevó un 4,1% el margen de intereses, hasta 2.049 millones de euros (-9,6%, de haberse incluido a BMN en la cuenta de resultados completa de 2017). Los ingresos por comisiones se incrementaron un 23,3% (+3,4% en comparación homogénea) y los resultados por operaciones financieras aumentaron un 11,8%, lo que permitió que el margen bruto creciera un 9,9% (-6,3% con BMN) hasta alcanzar los 3.368 millones.

El margen bruto de clientes se elevó hasta el 1,58%. El crecimiento estuvo motivado por un menor coste de los depósitos y un ligero aumento del rendimiento de los créditos.

Otra partida que evolucionó positivamente fue la de gastos de explotación. Aunque crecieron un 18,3% por la integración de BMN, en términos homogéneos descendieron un 4,3% gracias a la aceleración de la captura de sinergias tras la fusión, que ascienden ya a 130 millones de euros, frente a los 66 millones que se preveían para este momento.

ESFUERZO PARA REDUCIR LOS ACTIVOS IMPRODUCTIVOS

La entidad realizó un gran esfuerzo durante el ejercicio 2018 para mejorar la calidad del balance, tanto en la reducción de los activos dudosos como en los adjudicados, en línea con las recomendaciones de las autoridades europeas de supervisión. Los activos improductivos se situaron en 10.900 millones, frente a los 16.900 millones del año anterior. Esta reducción de 6.000 millones supone que se consiguió más que duplicar el objetivo marcado de reducir 2.900 millones cada año durante los tres ejercicios del Plan Estratégico.

Una parte importante del ajuste de los activos improductivos correspondió a la reducción de préstamos dudosos, que cayeron hasta los 8.416 millones, 3.702 millones menos que en 2017. La tasa de morosidad cerró el ejercicio 2018 en el 6,5%, lo que supone 2,4 puntos porcentuales menos que un año antes.

Los otros 2.300 millones de reducción de los activos improductivos se debieron a la disminución de los activos adjudicados, que bajaron hasta 2.462 millones. Esta evolución fue posible gracias a una gran operación de venta de activos por un valor de 3.070 millones, anunciada en diciembre de 2018. Además, Bankia se desprendió de 13.300 unidades en ventas orgánicas, por un importe conjunto de 646 millones, un 7,2% más que en 2017.

MÁS SOLVENCIA, MAYOR LIQUIDEZ

En términos de solvencia, Bankia cerró 2018 con una ratio de capital CET1 fully loaded (es decir, incluyendo los futuros requerimientos legales) del 12,51%, lo que supone una generación de capital de 775 millones de euros y un incremento de 56 puntos básicos respecto al ejercicio anterior. La tasa recoge el efecto de la venta de carteras de activos improductivos y la operación de reorganización de bancaseguros derivada de la integración de BMN. La ratio total solvencia ascendió al 16,34%, es decir, 161 puntos básicos más que el año anterior.

Si se calcula el capital CET 1 según la métrica phase in (sin tener en cuenta las exigencias futuras), que es la que se considera desde un punto de vista regulatorio, la ratio se sitúa en el 13,80%. Esta cifra computa las plusvalías latentes de la cartera de deuda disponible para la venta y no incluye la venta de la cartera de activos improductivos. De esta manera, el exceso de capital sobre los requerimientos regulatorios establecidos en el Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (SREP, por sus siglas en inglés) es de 524 puntos básicos.

En el apartado de liquidez, Bankia también mejoró, al finalizar el ejercicio con una tasa de créditos sobre depósitos del 91,2%, frente al 93,9% del año anterior.

Bankia consiguió en el ejercicio 2018 una generación de capital de 775 millones de euros

DINAMISMO COMERCIAL

La actividad del ejercicio estuvo muy influida por la fusión de Bankia y BMN, que se materializó en los primeros meses del ejercicio, y como consecuencia de ello el dinamismo comercial de la entidad fue de menos a más durante el año. Finalmente, el banco logró alcanzar y superar la velocidad de crucero de ejercicios anteriores. El resultado de esta creciente actividad fue un aumento significativo en la concesión de hipotecas (con un incremento del 6,1%), de los créditos al consumo (+12,8%) y en la financiación empresarial (+12,6%). Asimismo, se registraron crecimientos notables en negocios de valor añadido, como los medios de pago y la gestión de activos.

El mayor dinamismo comercial se trasladó también a la base de clientes. Bankia captó 120.576 clientes nuevos en 2018 y aumentó en 103.000 el número de los que tienen los ingresos domiciliados, es decir, los que tienen una mayor vinculación con la entidad.

Por otra parte, durante el ejercicio aumentó el ritmo de digitalización de los usuarios. A final de año, el 45,4% de los clientes (3,2 millones, 530.000 más que en 2017) eran digitales y el 25,8% de las ventas se realizaron por esta vía, frente al 15,9% del año precedente. El 31,4% de las concesiones de crédito al consumo se hicieron de forma digital, al igual que el 19,4% de la contratación de planes de pensiones o el 12,6% de fondos de inversión.

CONCESIÓN DE CRÉDITO


120.576
CLIENTES MÁS


45,4%
DE LOS CLIENTES SON DIGITALES

SUGERIDOR DE CONTENIDOS

Utilice el sugeridor de contenidos para guiarse a través del Informe Anual

OTRA SUGERENCIA

Haga click para ver contenidos relacionados

Lo más destacado en 2018

Goirigolzarri presidente Bankia

Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018, un 39,2% más

Seguir leyendo

Bankia eleva un 5% la remuneración a los accionistas hasta los 357 millones y avanza en la devolución de ayudas

Seguir leyendo

Fin del contenido principal