Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

  1. Gobierno Corporativo
  2. Control interno y cumplimiento normativo

Control interno y cumplimiento normativo

Comienza el contenido principal

BANKIA ESTÁ COMPROMETIDA CON EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA INTERNACIONAL Y LA REGULACIÓN DE LA ACTIVIDAD BANCARIA.

Las actividades de control interno y cumplimiento han adquirido en los últimos años un creciente protagonismo en las entidades financieras europeas, como consecuencia del incremento de la presión regulatoria.

En 2018 han entrado en vigor normativas determinantes para la industria bancaria como la nueva Directiva europea de servicios de pago (PSD2, por sus siglas en inglés), la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID II), el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) o la nueva normativa contable (IFRS 9), entre otras.

Para hacer frente a esta oleada de cambios normativos, Bankia cuenta con una organización adecuada y sistemas de control interno y gestión de riesgos eficaces para asegurar el cumplimiento de las normas que regulan su actuación y el desarrollo de las buenas prácticas bancarias.

Bankia cuenta con sistemas de control interno y gestión de riesgos para asegurar el cumplimiento de las buenas prácticas bancarias

PREVENCIÓN DEL RIESGO PENAL

Bankia dispone de un modelo de prevención de riesgo penal en línea con las mejores prácticas, que le permite identificar las actividades que deben ser objeto de prevención, así como los protocolos y los procedimientos necesarios para evitar comportamientos que puedan derivar en ilícitos penales y garantizar el cumplimiento de las normas de su Código Ético y de Conducta.

El modelo se basa en la implantación y ejecución periódica de controles, tanto generales como específicos, a través de aplicaciones informáticas que permiten sistematizar los riesgos y controles asociados con la finalidad de poder detectar cualquier circunstancia que pueda suponer un incremento del riesgo de comisión de ilícitos penales.

Durante 2018, Bankia ha adaptado su modelo de prevención penal a la nueva situación de la entidad tras la incorporación de BMN, actualizando el mapa de riesgos y controles.

92Nº DE PROFESIONALES FORMADOS EN PREVENCIÓN DEL RIESGO PENAL

14.455Nº DE PROFESIONALES QUE HAN RECIBIDO FORMACIÓN EN PREVENCIÓN DE BLANQUEO DE CAPITALES

PREVENCIÓN DE BLANQUEO DE CAPITALES Y PREVENCIÓN DEL TERRORISMO

Bankia colabora activamente con las instituciones encargadas de la supervisión y el control del cumplimiento de la normativa española y europea sobre prevención del blanqueo de capitales procedentes de actividades delictivas y de la financiación del terrorismo. En este sentido, la entidad cuenta con normas y procedimientos de obligado cumplimiento dirigidos a:

  • Cumplir con la normativa vigente en cada momento sobre prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo y seguir las recomendaciones de las autoridades nacionales e internacionales.
  • Evaluar la exposición al riesgo en materia de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo en relación con su actividad.
  • Implantar normas de actuación y sistemas de control y comunicación adecuados para impedir que la entidad sea utilizada para el blanqueo de capitales y/o la financiación del terrorismo.
  • Establecer políticas de aceptación de clientes y procedimientos sobre la identificación y conocimiento del cliente, garantizando que todos sus profesionales las conozcan y observen.
  • Formar y capacitar a todos sus profesionales en una cultura de cumplimiento enfocada a prestar un buen servicio a sus clientes.

El 4 de septiembre de 2018 se publicó el Real Decreto-Ley que modifica la Ley 10/2010 de prevención de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo con el fin de incorporar la Cuarta Directiva. Una de las principales modificaciones incorporadas, es el incremento notable de las sanciones en infracciones graves y muy graves, tanto para el sujeto obligado como para los cargos de administración o dirección responsables de la infracción.

No habiéndose aún cumplido con la total transposición de la Cuarta Directiva en España, el pasado 19 junio de 2018 el Consejo de la UE aprobaba la Quinta Directiva como respuesta a los ataques terroristas en París y Bruselas, y que prevé una vigilancia más estrecha de los servicios de cambio de moneda virtual en moneda fiduciaria, servicios de custodia de monederos electrónicos y la restricción del uso de instrumentos prepago, los cuales han resultado muy atractivos para financiar actividades terroristas. Dicha Directiva debe ser transpuesta por los Estados Miembros a más tardar el 10 de enero de 2020.

PREVENCIÓN DE ABUSO DE MERCADO

Con la entrada en vigor del Reglamento Europeo de Abuso de Mercado en verano de 2016, Reglamento (UE) nº 596/2014, de 16 de abril de 2014, y su normativa de desarrollo, se introdujeron modificaciones en las obligaciones y requisitos que motivaron la correcta adaptación de la entidad a dicha normativa con el objetivo de reforzar la integridad del mercado y así cumplir con los mecanismos de implementación y supervisión a nivel europeo.

Requisitos de especial relevancia en aspectos como: indicadores de manipulación de mercado, notificación de prácticas abusivas u órdenes u operaciones sospechosas, prácticas de mercado aceptadas, prospecciones de mercado, operaciones de directivos, listas de iniciados, programas de recompra y estabilización, recomendaciones de inversión, intereses particulares y conflictos de interés.

Durante el ejercicio 2018 se han implantado tecnologías avanzadas en materia de prevención de abuso de mercado, integradas con las ya existentes en otras áreas a fin de tener una visión global y unificada que permita analizar comportamientos, e incrementar la cultura de cumplimiento en torno a la detección y la prevención de actividades sospechosas de abuso de mercado y a favor de la transparencia y normal funcionamiento de los mercados. Ésta se materializa, además de con la debida formación programada a los empleados, en el desarrollo de políticas, manuales y procedimientos internos en la materia.

CONSOLIDACIÓN DE MiFID II

La entrada en vigor en 2018 de la segunda Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID, por sus siglas en inglés) y su normativa de desarrollo, que fue transpuesta al ordenamiento jurídico español el 21 de diciembre de 2018, han supuesto un reto para la entidad. Bankia ha tenido que completar la adaptación de los procesos y procedimientos, así como del modelo de negocio. El objetivo de esta directiva es aumentar la calidad en la distribución de los diferentes servicios de inversión, ofrecer una mayor protección al inversor y obtener una ventaja competitiva derivada de su desarrollo.

Entre los aspectos regulados, destaca el refuerzo y consolidación de las normas de conducta, especialmente cuando se prestan servicios de inversión para ofrecer una mayor protección al inversor.

Entre las actuaciones llevadas a cabo en 2018 para la adaptación a MiFID II y que deben consolidarse a lo largo del 2019, destacan, entre las más significativas, las siguientes:

  • Formación continua de los empleados. Bankia ha puesto en marcha planes de formación para la práctica totalidad de las personas de la red comercial, con el objetivo de asegurar que tanto la información que se proporciona a los clientes sobre los instrumentos financieros como el asesoramiento redundan en un mejor servicio superando los estándares normativos.
  • Gobernanza de productos. Se ha trabajado en reestructurar los procesos de diseño y distribución de servicios de inversión para adecuarlos a las mejores prácticas.
  • Nuevos modelos de evaluación de la idoneidad y conveniencia. En 2018 se han reforzado las evaluaciones de la idoneidad y de la conveniencia adaptando los procesos de evaluación a los diferentes segmentos y productos comercializados, para la correcta adecuación al perfil de riesgo, conocimientos y necesidades de los clientes.
  • Mayor transparencia en la información. Sin perder los objetivos y la adecuación a la digitalización en la que se encuentra inmersa el sector financiero, se han fortalecido los procedimientos de comunicación a clientes, buscando dar un paso más en aras de una mayor y mejor toma de decisión de inversión por nuestros clientes, trabajando asimismo en reforzar los sistemas de información en relación con el registro de comunicaciones vinculadas a las operaciones o a la prestación de servicios de inversión. Esto se traduce en mecanismos que garantizan una información relevante en todas sus fases (información precontractual, contractual y pos contractual) sobre las estrategias de inversión y los instrumentos financieros, así como un mayor desglose y transparencia sobre los costes y gastos asociados a los mismos y las comunicaciones con nuestros clientes.

3.964Nº DE PROFESIONALES FORMADOS EN MiFID II EN 2018

NUEVA DIRECCIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS Y PRIVACIDAD

Durante el 2018, la entidad desarrolló diversas acciones de adaptación a la nueva regulación sobre Protección de Datos que afecta de forma transversal a toda la organización, acometiendo de forma progresiva las medidas necesarias para garantizar su cumplimiento. Así, en el año se formó a 12.811 personas en protección de datos.

En línea con esta nueva regulación, el proyecto de adaptación ha tenido como principal objetivo garantizar los principios, normas y estándares comunes en materia de protección de datos de carácter personal (derechos de los interesados y obligaciones de los responsables y encargados del tratamiento de datos) adaptados al entorno digital.

Además, con el fin de reforzar la vigilancia de los procesos que aseguran la privacidad de los datos personales de los clientes, Bankia ha creado la Dirección de Protección de Datos y Privacidad (DPPO). Esta decisión se enmarca en la estrategia integral del banco, recogida en el Plan Estratégico 2018-2020, de apostar por un proceso de digitalización responsable a medida del cliente.

Con esta iniciativa Bankia cumple los requerimientos establecidos en la nueva regulación europea GDPR, reforzando el control de la información de los clientes y la transparencia. Entre las nuevas funciones de esta Dirección está la supervisión del cumplimiento de la protección de la información personal proporcionada por los clientes.

AUDITORÍA Y CONTROL INTERNO

La Dirección Corporativa de Auditoría Interna supervisa y evalúa la eficacia de los sistemas de gobierno corporativo, de gestión del riesgo, de control interno y de los sistemas de información de la entidad, además de verificar el cumplimiento de la normativa interna y externa.

Esta Dirección abarca los siguientes ámbitos: 

  • Auditoria de Red Comercial.
  • Auditoría de Mercados y Riesgos Estructurales.
  • Auditoría de Servicios Centrales.
  • Auditoría de Procesos.
  • Auditoría de Sistemas.

Auditoría Interna informa periódicamente al Comité de Auditoría y Cumplimiento y a la Alta Dirección de la entidad sobre el desarrollo y los resultados del Plan Auditor Anual, así como sobre las recomendaciones propuestas y su grado de implantación. Esta obligación de información se concreta en la presentación al Comité de Auditoría y Cumplimiento y al Comité de Dirección del Informe de Seguimiento de Auditoría, que tiene carácter trimestral.

El ámbito de actuación de la función de Auditoría Interna abarca la totalidad de las actividades que se desarrollan en el grupo disponiendo de acceso ilimitado a la información necesaria para el ejercicio de sus funciones. Para la ejecución de su trabajo puede comunicarse y recabar información de cualquier directivo o empleado de la organización.

La función de Auditoría Interna tiene establecidos siete procesos que resumen el desarrollo de su actividad: elaboración del Plan de Auditoría; ejecución de las auditorías de centros de negocio; ejecución de las auditorías de procesos, centros y sistemas; seguimiento de las recomendaciones; proceso de desarrollo y mantenimiento de aplicaciones de soporte a la función de auditoría; reporting y comunicación de auditoría interna; y colaboración y coordinación de auditorías externas.

Por otra parte, la Dirección Corporativa de Auditoría Interna ha desarrollado en los últimos años diferentes aplicaciones web orientadas a optimizar su operativa y permitir una comunicación más ágil entre auditores y auditados.

280 AUDITORÍAS DE PROCESOS, PRODUCTOS Y CENTROS

1.126AUDITORÍAS RED PLAN AUDITOR

1.289ALERTAS DE PREVENCIÓN DEL FRAUDE

SISTEMAS DE INFORMACIÓN

Bankia está inmersa en un proyecto de transformación de gran calado: la implantación de un modelo transversal de gobierno de la Información en los ámbitos regulatorio, analítico, comercial y de riesgos.

El objetivo es avanzar hacia un modelo de gobierno de la información que se alinee con los mejores estándares del mercado, además de dar cumplimiento a las exigencias de los principios para la Efectiva Agregación de Riesgos y el Marco de Reporting de Riesgos (RDA&RRF, por sus siglas en inglés), establecidos por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

En 2018 se ha avanzado en aspectos como, por ejemplo:

  • Centralización del reporting regulatorio en una única dirección, dependiente del responsable de datos (CDO, por sus siglas en inglés), lo cual permite obtener sinergias de recursos, gobierno y especialización.
  • Lanzamiento del proyecto MEI (Modelo de Explotación), que dota a la entidad de una estructura informacional completa para sus datos corporativos.
  • Creación del nuevo Portal de Datos, como punto de entrada para el consumo de toda la información corporativa.
  • Finalización de la primera fase del proyecto de agregación de datos sobre riesgo (RDA, por sus siglas en inglés), incluyendo el ejercicio de autoevaluación para la información regulatoria. Los resultados obtenidos sitúan a Bankia en un nivel de cumplimiento razonable de los principios, en línea con los estándares del mercado.

POLÍTICA FISCAL

El fomento de una fiscalidad responsable, el impulso de herramientas para la prevención y la lucha contra el fraude, además del desarrollo de programas de transparencia son principios que garantizan un desarrollo sostenible y eficaz de la entidad y permiten fomentar la confianza de los diferentes grupos de interés.

Para velar por esos principios, Bankia adopta medidas específicas de gestión y control de riesgos fiscales. Además, tiene implantados sistemas de control interno y dispone de políticas que establecen la forma de actuar en diversos ámbitos, como la política fiscal corporativa y la gestión del riesgo fiscal, la transparencia, la responsabilidad y el buen gobierno corporativo.

El Consejo de Administración es el órgano que determina la estrategia fiscal, aprueba la política de riesgos (incluidos los fiscales), supervisa los sistemas internos de información y control, aprueba las inversiones que presentan especial riesgo fiscal y da el visto bueno a la creación o adquisición de participaciones domiciliadas en paraísos fiscales.

Por su parte, la Comisión de Auditoría y Cumplimiento supervisa el sistema de gestión de riesgos fiscales e informa al Consejo sobre las participaciones domiciliadas en países o territorios que tengan la consideración de paraíso fiscal.

La actividad de Bankia se asienta en tres principios fiscales: transparencia, cumplimiento de obligaciones y exposición al riesgo.

De esta manera, el banco mantiene una política transparente sobre la gestión fiscal y el pago de sus impuestos y aplica la normativa fiscal vigente en España, ámbito en el que desarrolla la totalidad de su actividad, además de asumir directrices de instituciones internacionales como la de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En cuanto al principio de exposición al riesgo, Bankia realiza un análisis de las operaciones con especial riesgo fiscal en función de, entre otros, su impacto en la reputación corporativa, en los accionistas y clientes, y en la relación con las autoridades fiscales.

Como expresión del firme propósito de Bankia de colaborar con las instituciones públicas, la entidad forma parte del Foro de Grandes Empresas, que promueve una mayor relación cooperativa entre las compañías y la Agencia Española de la Administración Tributaria (AEAT) para, desde la confianza mutua, poner en común los problemas generales que puedan plantearse en la aplicación del sistema tributario. El banco también está adherido al Código de Buenas Prácticas Tributarias de la AEAT, que recoge recomendaciones asumidas por ambas partes de manera voluntaria.

Esta colaboración permite a Bankia operar con una más seguridad jurídica, moderar los costes de cumplimiento, reducir la conflictividad con la Agencia Tributaria y contribuye a la reputación del Grupo, con los consiguientes efectos positivos en sus resultados económicos.

En 2018, Bankia, como empresa adherida al Código de Buenas Prácticas Tributarias, ha elaborado su segundo Informe Anual de Transparencia Fiscal, con información del 2017, y que tiene previsto remitir a la AEAT en 2019.

El documento contiene información sobre ciertos aspectos de la actividad económica de Bankia, su estructura de financiación, la explicación de las operaciones societarias más significativas, la estrategia fiscal del Grupo aprobada por los órganos de gobierno y el catálogo de operaciones que se someten al Consejo de Administración. El informe establece también el grado de congruencia de la política fiscal de la entidad con los principios del denominado paquete Erosión de la Base Imponible y Traslado de Beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés) de la OCDE.

SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

En un contexto global de creciente preocupación en el sector financiero por el potencial impacto negativo de los ciberataques, Bankia cerró el año pasado el Plan Estratégico de Seguridad 2016-2018, que ha permitido a la entidad homologar sus niveles de seguridad con los de los principales bancos del mundo. Estos fueron sus principales logros:

  • Protección y defensa. Se desplegaron herramientas que mejoran notablemente el control de usuarios con privilegios y permiten la integración única de las credenciales en los distintos sistemas del banco y sistemas auxiliares de terceros. También se tomaron medidas de control y bloqueo de conexión no autorizada a la red corporativa y se implantaron soluciones para detectar malware avanzado. Asimismo, se adoptaron decisiones relevantes para la contención de posibles filtraciones de información.
  • Vigilancia y fraude. Se desarrollaron modelos inteligentes de detección automática y bloqueo de operativas de fraude y de ataque a los sistemas del banco. Además, se amplió y reforzó el conjunto de herramientas para el Centro de Operación de Seguridad.
  • Prevención y respuesta. Se culminó el plan de concienciación en seguridad de empleados y clientes y se realizaron actuaciones de entrenamiento en colaboración con organismos nacionales de ciberseguridad. Asimismo, se trabajó en el cumplimiento de los requerimientos de la Ley de Protección de Infraestructuras Críticas.
  • Gobierno y control. Se mantuvo un modelo de gobierno de la seguridad centrado en la actuación de dos comités: el de Ciberseguridad (órgano ejecutivo integrado por directivos del máximo nivel que se reúne todos los meses) y el de Seguridad (de carácter informativo y consultivo, con funciones renovadas en 2018). También se desarrollaron sistemas para el control de la ciberseguridad, se renovaron los servicios de seguridad contratados y se definió un nuevo modelo de participación en los proyectos que permite una mejor monitorización del cumplimiento de los requisitos de seguridad.

Bankia ha homologado sus niveles de seguridad con los principales bancos del mundo

1.436Nº DE PROFESIONALES FORMADOS EN CIBERSEGURIDAD

98Nº DE PROFESIONALES FORMADOS EN SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

UN NUEVO PLAN PARA GANAR LA CONFIANZA DE LOS CLIENTES

En el último trimestre de 2018 se elaboró un nuevo Plan Estratégico 2019-2021. Aprobado por el Comité de Ciberseguridad, su objetivo es mejorar la gestión de los ciberriesgos y alinearla con la estrategia de convertir la seguridad en un pilar fundamental para ganar la confianza de los clientes. Sus ejes de actuación son los siguientes:

  • Trasladar a la sociedad acciones en torno a la ciberseguridad para todos.
  • Anticiparse a los requerimientos del regulador y garantizar el cumplimiento eficiente de la normativa.
  • Aumentar la confianza y satisfacción de los clientes.
  • Incrementar la madurez en ciberseguridad y lucha contra el fraude, contribuyendo a una rentabilidad sostenible que fidelice a los accionistas.
  • Tener un plantel de trabajadores altamente comprometidos con la ciberseguridad y que sean la primera línea de defensa del banco.

El plan se concreta en un conjunto de 19 iniciativas de las que un número significativo son de naturaleza transformacional y entre las que destacan los cambios de los modelos de gestión del ciberriesgo, del gobierno de prevención del fraude y de la protección de la información.

Para acometer el plan, el presupuesto del área de Ciberseguridad se amplía un 33% y se refuerza el equipo técnico y directivo (que crece casi un 24%), con la incorporación de perfiles especializados. Igualmente se ha implantado una nueva estructura conforme a las mejores prácticas y estándares de seguridad.

PARTICIPACIÓN EN GRUPOS DE INFLUENCIA

Bankia colabora con distintas instituciones sectoriales, asociaciones comerciales y organizaciones empresariales como forma de complementar su impulso al crecimiento y al fortalecimiento del sector financiero y empresarial.

Además está inscrito en el Registro de Transparencia de la Unión Europea, al que informa sobre su participación en dichas instituciones que, por su naturaleza tiene influencia en el ámbito español y comunitario.

Con su presencia en estas entidades, a través de foros y grupos de trabajo con empresas, Administración Pública y entidades del tercer sector, Bankia hace visible tanto los intereses sectoriales como los de sus grupos de interés en materia económica, ambiental, social y de buen gobierno.

Estas son las adhesiones más destacadas, entre otras:

COMPROMISO CON LOS DERECHOS HUMANOS

Bankia es una de las principales entidades financieras en España, con una sólida base de clientes y una consolidada estructura de proveedores homologados. Este hecho, unido a su extensa plantilla y a su impacto social hacen que la entidad esté plenamente comprometida con el cumplimiento y respeto de los Derechos Humanos en todos los ámbitos de actuación.

Así se recoge en el Código Ético y de Conducta del banco y se desarrolla en el Memorándum de Respeto y Cumplimiento de los Derechos Humanos, aprobado por el Consejo de Administración. Los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos de la ONU, que la entidad asume, reconocen el papel de las empresas para garantizar su cumplimiento y respeto, y expresan la necesidad de facilitar a las víctimas los mecanismos necesarios para afrontar su posible vulneración.

Además, Bankia incluye en su estrategia la responsabilidad en materia de derechos humanos a través de su Plan de Gestión Responsable.

En 2019, la entidad ha puesto en marcha un proceso de debida diligencia en Derechos Humanos para evaluar su impacto real y potencial. Una vez realizado y conocido los resultados del análisis, Bankia se compromete a adoptar las medidas necesarias para prevenir o mitigar los impactos potenciales, y velar para que este cumplimiento sea efectivo tanto en su desempeño como en toda su cadena de valor.

PILARES EN LOS QUE SE ASIENTA EL COMPROMISO DE BANKIA CON LOS DERECHOS HUMANOS


CÓDIGO ÉTICO Y DE CONDUCTA

ADHESIÓN AL  PACTO MUNDIAL Y COMPROMISO CON LOS DIEZ PRINCIPIOS

MEMORÁNDUM 
DE RESPETO Y CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS

En su relación con la sociedad, Bankia actúa como:

Empleador

Las políticas de empleo de Bankia se rigen por la legislación española vigente. La totalidad de la plantilla está protegida por las condiciones laborales que establece el Convenio Colectivo para las Cajas y Entidades Financieras de Ahorro.

El convenio colectivo y las políticas de empleo de la entidad avalan un tratamiento no discriminatorio y unas condiciones de trabajo homogéneas para toda la plantilla, con independencia de su género, edad, raza, religión, orientación sexual, estado civil o condición social.

Los sindicatos participan de manera activa en las negociaciones laborales y el banco respeta la libertad de asociación y el diálogo social. En plantilla hay 468 delegados sindicales, que fueron elegidos en las últimas elecciones sindicales, celebradas en Bankia en 2018. Además, los profesionales afiliados emplearon 146.760 horas para el desarrollo de actividades sindicales.

Proveedor de productos y servicios

Como proveedor de productos y servicios, Bankia se preocupa de respetar su compromiso con los derechos humanos en diferentes planos:

  • Protección de datos. La entidad preserva y custodia la privacidad de los datos de los clientes no solo respecto a su uso para fines de marketing, sino que también garantiza que se adoptan todas las medidas necesarias para evitar la fuga de información y su utilización indebida. Más allá de la regulación sobre protección de datos, para Bankia proteger la información de los clientes es una obligación ética.

  • Relación con los clientes. La entidad no aplica ningún criterio que suponga una discriminación hacia cualquier persona o colectivo por motivo de género, edad, raza, religión, orientación sexual, estado civil, condición social o lugar de residencia. Para ayudar a clientes y no clientes a tomar decisiones fundamentadas sobre su economía diaria, Bankia tiene varias iniciativas de educación financiera que facilitan la comprensión de los productos y servicios que ofrece.

    Además, el banco ofrece la posibilidad de acceder a la contratación de productos y servicios financieros mediante una amplia gama de medios presenciales y en remoto que posibilitan que el público en general tenga acceso a la bancarización. Bankia también dispone de un código de comercialización responsable, que es público y garantiza su promesa con el cliente para satisfacer sus necesidades reales y crear vínculos duraderos.

    El Servicio de Atención al Cliente de Bankia facilita por otra parte que cualquier cliente del banco pueda realizar la queja, reclamación o sugerencia que estime conveniente ante cualquier tipo de vulneración de sus derechos básicos.
  • Impacto social y medioambiental. En su actividad bancaria, Bankia muestra el respeto y el compromiso con los derechos humanos al incluir en su catálogo un conjunto de productos con fines sociales y ambientales que posibilitan que colectivos vulnerables y desfavorecidos y clientes con inquietudes ambientales puedan beneficiarse de las condiciones ventajosas que ofrece el banco. Al mismo tiempo, la entidad cuenta con mecanismos para controlar o mitigar los impactos sociales y ambientales en su actividad de financiación.

Contratista

Bankia tiene 792 proveedores homologados activos y su volumen de contratación asciende a 1.198,3 millones de euros. Para impulsar, promover y asegurar el respeto de los derechos humanos, el banco gestiona a sus proveedores de acuerdo con la Política de Compras, que valora la adhesión a los principios del Pacto Mundial, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el proceso de homologación de los proveedores se evalúan aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno.

Los aspectos relacionados con la Responsabilidad Social Corporativa, los derechos humanos y el medioambiente ponderan con un porcentaje del 33% sobre el total. La ponderación y el peso del cumplimiento de derechos humanos se revisa de manera periódica.

Actor social

Una vez suprimidas las restricciones establecidas por Bruselas a algunas líneas de negocio, en el Plan de Reestructuración, Bankia se ha adherido a los Principios de Ecuador. La entidad asume este compromiso para tomar en consideración los riesgos sociales y ambientales en los proyectos que se financian y se asesoran con el objetivo de mitigar o eliminar el impacto negativo en la población, en la sociedad y en el medioambiente.

Por otro lado, las líneas estratégicas de la acción social de Bankia se desarrollan en materia de vivienda y nueva pobreza, empleo y formación, desarrollo local y discapacidad.

En concreto, Bankia destina viviendas en alquiler social a personas y familias en situación de vulnerabilidad. Bankia está adherida al Código de Buenas Prácticas del sector financiero y aplica medidas de carácter voluntario para solventar la situación de pérdida de vivienda por impago para familias en situación de vulnerabilidad.

Además, apoya a personas a obtener un puesto de trabajo y a mejorar sus opciones de empleabilidad con iniciativas formativas. El banco colabora con organizaciones sociales locales y cercanas que desarrollan su labor principalmente en temas de empleo, diversidad, envejecimiento o ayuda asistencial. Así mismo, apoya la integración social y laboral de personas con discapacidad con programas de fomento del empleo.

PRODUCTOS CON IMPACTO SOCIAL Y AMBIENTAL


PRÉSTAMO  SOSTENIBLE

FONDO DE INVERSIÓN BANKIA FUTURO SOSTENIBLE

SEGUROS  AGROPECUARIOS

SEGURO PARA INSTALACIONES
SOLARES FOTOVOLTAICAS

SEGURO MÉDICO

UN GRAN MARCO CONCEPTUAL DE LOS DERECHOS HUMANOS PARA 2019

Bankia está trabajando en un completo marco conceptual, normativo, de implementación y de verificación externa e interna del respeto a los derechos humanos.

La intención, que se pretende desarrollar en 2019, es crear un proceso único de debida diligencia con criterios homogéneos e inequívocos para todo el banco, de manera que la gestión de los riesgos y la identificación de las oportunidades en materia de derecho humanos se estructure de forma integrada y no solo a través de las direcciones afectadas por su actividad propia.

En este sentido, Bankia tiene marcados los siguientes objetivos para este año:

  • Definir un órgano de cumplimiento de los derechos humanos dentro de la estructura del banco, determinando sus facultades y cómo se despliegan en la organización.
  • Establecer un sistema específico de comunicación y de rendición de cuentas.

SUGERIDOR DE CONTENIDOS

Utilice el sugeridor de contenidos para guiarse a través del Informe Anual

OTRA SUGERENCIA

Haga click para ver contenidos relacionados

Lo más destacado en 2018

Bankia nombra a Laura González Molero nueva consejera independiente

Seguir leyendo

Bankia recibe el premio a la "empresa más transparente del Ibex 35" por AECA

Seguir leyendo

Fin del contenido principal