Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

  1. Estrategia
  2. Plan Estratégico 2018-2020

Plan Estratégico 2018-2020

Comienza el contenido principal

2018 FUE EL PRIMER AÑO DEL NUEVO PLAN ESTRATÉGICO DE BANKIA, CON EL QUE EL GRUPO ASPIRA A CONVERTIRSE EN EL MEJOR BANCO DE ESPAÑA EN 2020.

La entidad financiera presentó su nueva hoja de ruta 2018-2020 después de haber cumplido todos los compromisos del Plan Estratégico anterior y de haberse situado como la cuarta mayor entidad financiera española.

El plan tiene como objetivo convertir al banco en el más rentable, eficiente y solvente entre los grandes del sector, con los clientes más satisfechos, los equipos más comprometidos y el mayor reconocimiento social.

Las líneas que ya se están poniendo en marcha parten de un sólido gobierno corporativo con la mirada puesta en los principios y valores que sustentan a la entidad. Los cuatro ejes principales en los que se sostiene la estrategia parten de la integración con BMN, la eficacia y el control de costes, el incremento de los ingresos por una mayor venta de productos de alto valor, y la reducción acelerada de activos improductivos. La puesta en marcha del plan se realizó desde una fuerte posición de balance, gracias a los saneamientos realizados en ejercicios anteriores, y en medio de un fuerte dinamismo comercial, una vez levantadas las restricciones impuestas por la Unión Europea y aprovechando el empuje derivado de la fusión con BMN.

Los objetivos del plan, que a continuación se describen, están calculados con base en una previsión de crecimiento del PIB español por encima del 2% en tres años, un euríbor del 0,73% al final del periodo y un escenario de paulatina recuperación del crédito.

  • Beneficios: alcanzar los 1.300 millones de euros en 2020 (un 62% más que en 2017), situar la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) en el 10,8% y la rentabilidad sobre fondos propios tangibles (ROTE) en el 11%, todo ello mediante la contención de costes y el incremento de los volúmenes de negocio.
  • Ingresos: elevar un 5% la base de clientes particulares (400.000 más) y un 20% la de personas jurídicas (12.500), así como las cuotas de mercado en hipotecas (del 7,3% al 10,8%), crédito a empresas (del 6,9% al 7,7%), préstamos al consumo (del 5,5% al 6,6%), fondos de inversión (del 6,4% al 7,2%) y medios de pago (del 8,1% al 9% en el caso de las tarjetas de crédito), entre otras.
  • Costes: reducción del 2,5%, en línea con la política llevada a cabo en los últimos años. Las sinergias generadas por la fusión con BMN durante la vigencia del plan se cifran en 190 millones de euros, frente a los 155 millones anunciados inicialmente. 
  • Dividendos: subir del 45% al 50% el porcentaje de los beneficios destinados a ese fin (pay-out), de modo que el beneficio por acción se sitúe en 2020 en torno a los 0,43 euros, muy por encima de los 0,26 de 2017.
  • Solvencia: rebajar en 8.800 millones el saldo de activos problemáticos (dudosos y adjudicados), hasta dejarlos en 8.400, de modo que la ratio quede por debajo del 6% bruto (12,5% en 2017) y del 3% neto. Al vencimiento del plan, la tasa de morosidad será del 3,9%, la de cobertura, del 56%, y las provisiones sobre riesgo crediticio, de 24 puntos básicos.

Junto a los parámetros puramente financieros, el Plan Estratégico 2018-2020 refuerza el compromiso de Bankia con la mejora de la calidad del servicio prestado a sus clientes, adaptándose a la demanda de los mismos, que es cada vez más digital. A tal fin, está previsto efectuar inversiones en tecnología por importe de 1.000 millones de euros, de los que más de la mitad se destinarán a la transformación del modelo.

En materia de equipos profesionales, uno de los objetivos que plantea el plan es que al menos el 40% de los puestos directivos del banco estén ocupados por mujeres en 2020. Estar al lado de la sociedad es uno de los objetivos fundamentales para el banco. Por ello, Bankia pone el foco en los que considera los grandes retos de la sociedad actual: educación y empleo, medioambiente y digitalización responsable.

OBJETIVOS PARA 2020: SER EL MEJOR BANCO DE ESPAÑA

1 Ajustado al CET1 FL del 12%
2 Incluye el cash pay out y la devolución del capital por encima del CET 1 FL 12%

ALIANZA FINANCIACIÓN AL CONSUMO

Bankia y Credit Agricole Consumer Finance (CA CF) alcanzaron un acuerdo para la creación de una compañía orientada a la financiación al consumo a clientes particulares y autónomos en punto de venta, operación que permite al grupo ampliar su actividad en nuevos negocios para seguir generando valor.

Además, la nueva sociedad contribuirá a que Bankia refuerce su posición competitiva en nuevos segmentos de actividad, al tiempo que amplía la oferta de productos y servicios.

El Plan Estratégico contempla que la sociedad se posicione durante los próximos años como uno de los principales actores del sector de establecimientos financieros de crédito españoles.

El acuerdo establece una participación accionarial igualitaria y se ha pactado que CA CF proponga al consejero delegado y Bankia al director financiero en un Consejo formado por ejecutivos de primera línea de los dos accionistas y un miembro independiente del máximo prestigio.

Los socios pactarán las principales políticas y planes, entre los que destacarían: planes estratégicos y de negocio; políticas de riesgos, de gestión financiera y de cumplimiento normativo y auditoría; acuerdos corporativos de la sociedad y estrategia de marca.

Parte esencial del acuerdo es el apoyo de CA CF para el desarrollo de la actividad propia de financiación al consumo de Bankia, que deberá permitir reforzar el posicionamiento del banco en este segmento de actividad, el cuál es un pilar fundamental del Plan Estratégico para los próximos años.

Así, se espera que la sociedad inicie su actividad a mediados de 2019, una vez obtenidas las pertinentes autorizaciones y completada la implantación de la plataforma tecnológica.

CUMPLIMIENTO EN 2018

El contexto económico del año pasado fue peor de lo estimado en las previsiones del Plan Estratégico 2018-2020. El euríbor a doce meses bajó 12 puntos básicos, en vez de cinco. El crédito total a empresas retrocedió un 5,8%, en vez de un 2,1%. Y el patrimonio de los fondos de inversión disminuyó un 2,1%, en vez de subir un 11,8%.

Pese al mal comportamiento de estas variables, que afectan directamente al margen de intereses y al volumen de negocio, Bankia cumplió sus objetivos de gestión:

  • Crédito: El dedicado al consumo creció un 14,1%, y el destinado a empresas, un 4,4%. En ambos casos, el banco ganó cuota de mercado: 14 y 35 puntos básicos, respectivamente. En el conjunto del sector, el crédito al consumo subió un 11,9% y el de las empresas bajó un 5,8%.
  • Sinergias:La integración de BMN en Bankia proporcionó en 2018 ahorros por un importe de 130 millones de euros, el doble de lo previsto (66 millones). Los gastos de explotación de ambas entidades sumaron 1.870 millones, frente a los 2.000 que contemplaba el Plan Estratégico.
  • Activos improductivos:El objetivo era rebajar la exposición en 2.900 millones de euros, pero se consiguió llegar a los 6.000 millones. En un solo año, la reducción fue del 35%.
  • Capital: Se generaron 775 millones de euros en 2018, incluyendo operaciones firmadas pendientes de autorización, como la venta de participaciones aseguradoras acordada con Mapfre tras la integración de BMN.

INTEGRACIÓN DE BMN

El proceso de integración de la entidad BMN fue, por su complejidad y velocidad, una de las grandes operaciones llevadas a cabo en Bankia durante el ejercicio de 2018.

La integración operativa y tecnológica se realizó en el tiempo récord de dos meses y medio y permitió que 613 oficinas y 4.000 profesionales de BMN pasaran a trabajar en la plataforma de Bankia desde mediados de marzo de 2018.

El programa de integración se desarrolló a través de tres planes diferentes:

  • Plan Funcional: Se identificaron 437 gaps o problemas funcionales. Para resolverlos se desarrollaron 20 planes, compuestos por aproximadamente 200 proyectos, 600 subproyectos y 1.600 actividades. El plan se graduó para aplicar primero un modelo transitorio (desde la integración jurídica hasta la tecnológica) y con posterioridad el modelo final.
  • Plan Tecnológico: Se identificaron 304 gaps operativos y tecnológicos, y se llevaron a cabo más de 100 proyectos de desarrollo tecnológico. El proceso de migración de datos requirió 911 interfaces y se diseñó un plan de infraestructuras para la distribución de puestos de trabajo, dispositivos y cajeros, entre otros.
  • Proyectos de soporte: Se lanzaron iniciativas para facilitar la integración de las personas, con distintas acciones de formación, documentación y comunicación, y se incorporaron los medios necesarios (material, efectivo, subcontratación, etc.) para hacer efectivo el proceso.

La integración con BMN ha consolidado a Bankia como la cuarta entidad financiera del mercado español.

En total, migraron a Bankia 1,7 millones de clientes, seis millones de contratos, más de 1.000 cajeros automáticos y 22.000 dispositivos de oficina (ordenadores, impresoras, servidores, etc.). La plantilla procedente de BMN recibió 259.000 horas de formación y en conjunto se realizaron 233 actuaciones, tanto de carácter operativotecnológico como funcional.

Este proceso de integración se realizó sin que los clientes de BMN tuvieran que llevar a cabo ningún trámite y sin cambios ni en su operativa habitual (tarjetas de crédito o débito, cajeros, domiciliaciones, etc.) ni en los contratos que tenían firmados con la entidad (cuentas, hipotecas, seguros, etc.).

UNA FUSIÓN QUE REFUERZA LA CUARTA POSICIÓN DEL MERCADO

La fusión de Bankia y BMN recibió todas las autorizaciones exigidas por la Administración y los organismos reguladores y supervisores el 29 de diciembre de 2017. Unos días después, el 7 de enero de 2018, la operación se hizo efectiva jurídicamente con la inscripción de la escritura de fusión en el Registro Mercantil de Valencia.

La integración ha consolidado a Bankia como la cuarta entidad financiera en el mercado español, con unos activos gestionados de 223.000 millones de euros. BMN aportó al grupo unos 38.000 millones en activos y una franquicia líder en las regiones de Murcia y Baleares y en Granada.

Como consecuencia de la fusión, el volumen de créditos de la entidad resultante creció un 20%; el de depósitos, un 28%, y la base de clientes, un 26%.

Tras la operación, Bankia cuenta con cuotas de mercado superiores al 30% en Granada y Murcia, y del 25% en Islas Baleares. De esta forma, se complementa un grupo que ya es líder en territorios de gran tamaño y dinamismo económico, como la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana.

SUGERIDOR DE CONTENIDOS

Utilice el sugeridor de contenidos para guiarse a través del Informe Anual

OTRA SUGERENCIA

Haga click para ver contenidos relacionados

Lo más destacado en 2018

Bankia mejora su reputación y asciende de la posición 70 a la 45, en la XVIII Edición del informe Merco Empresas y Líderes 2018

Seguir leyendo

Bankia culmina en tiempo récord la integración tecnológica con BMN

Seguir leyendo

Fin del contenido principal