Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

  1. Carta del Presidente

Carta del Presidente

Comienza el contenido principal

BANKIA CUMPLE EL PRIMER AÑO DE SU PLAN ESTRATÉGICO 2018-2020 CON EL CLIENTE COMO CENTRO DE SU ACTIVIDAD Y EL FIRME COMPROMISO DE TODO EL EQUIPO DE LA ENTIDAD.

El año 2018 ha sido un año de especial transcendencia para Bankia.

Si bien es cierto que, desde el punto de vista macroeconómico y regulatorio, persisten los retos de años anteriores afectando la rentabilidad del sector, desde el punto de vista estratégico, el año 2018 ha sido clave en la historia reciente de Bankia.

En lo macroeconómico, el año se ha caracterizado por ser un ejercicio de madurez del ciclo alcista que hemos vivido en los últimos años, y que se ha visto amenazado por distintos acontecimientos geopolíticos como el Brexit o la guerra comercial, que han hecho que los mercados financieros hayan tenido un comportamiento, sobre todo en la segunda parte del año, muy negativo.

Desde el punto de vista del sector bancario europeo en bolsa, el año 2018 ha sido un año muy difícil, debido principalmente al retraso en la subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo.

Esta situación ha pesado más en las decisiones de los inversores, que el hecho positivo de que el sistema bancario español sigue fortaleciendo su solvencia, mejorando la calidad de los activos y aumentado su rentabilidad.

Pero, como decía, pese a este complejo entorno, en Bankia hemos cerrado un ejercicio muy importante en nuestra historia.

El principal reto al que nos enfrentábamos a comienzo de este año era la integración funcional y tecnológica de BMN.

La integración funcional y tecnológica de BMN se realizó con éxito en un plazo récord, y consolida a Bankia como la cuarta entidad en España

Un proceso complicado, pero que se ha realizado con éxito en un plazo récord y que consolida a Bankia como la cuarta entidad financiera del país, y líder en seis comunidades. Cerca de ocho millones de clientes confían en nosotros, y esto es sin duda, no sólo una gran noticia para todo el equipo de Bankia, sino también una enorme responsabilidad, que asumimos con humildad, pero también con orgullo.

El año 2018 también ha supuesto el primer año sin restricciones de negocio, una vez superado con éxito, a finales del año 2017, el Plan de Reestructuración impuesto por la Comisión Europea. Esto nos ha permitido emprender nuevos negocios durante 2018, como la financiación a promotores, cierta operativa en mercado de capitales y banca corporativa, o la participación en joint ventures con especialistas de negocio, dotándonos así de un mayor dinamismo comercial.

La ausencia de restricciones, junto con nuestra apuesta decidida por la financiación al tejido empresarial español, nos ha permitido en el año 2018 formalizar 16.459 millones de euros en préstamos a empresas, incrementado así nuestra cuota de mercado hasta el 7,57%.

Este mayor dinamismo comercial también se ha visto reflejado en productos de valor añadido en el mundo de particulares, como la financiación al consumo, donde hemos mejorado nuestra cuota hasta alcanzar el 5,56%, o en gestión de fondos de inversión, donde también hemos incrementado nuestra cuota de mercado hasta el 6,55%.

Esta mejora comercial se ha producido a pesar de haber dedicado un enorme esfuerzo a la integración de BMN. Esto, junto al mantenimiento de nuestra política de contención de costes y las sinergias derivadas de la fusión, han contribuido a que Bankia logre un beneficio atribuido en el año 2018 de 703 millones de euros, beneficio afectado por la importante política de reducción de activos no productivos.

Este resultado ha contribuido a la generación de capital que nos ha permitido alcanzar el nivel de 13,8% de capital de máxima calidad, lo que nos sitúa como la entidad más solvente entre los grandes bancos españoles, 524 puntos por encima del nivel mínimo regulatorio.

Gracias a esta generación de beneficio y capital, el Consejo de Administración pudo proponer a la Junta General de Accionistas la aprobación del pago de un dividendo con cargo a los beneficios obtenidos en el ejercicio de 2018 de 357 millones de euros, lo que supone un incremento del 5% con respecto al año pasado.

Cumplimos así, el primer año de nuestro Plan Estratégico 2018-2020. Plan Estratégico que descansa en tres pilares: el cliente como centro de nuestra actividad, la transformación digital y el firme compromiso de todo el equipo de Bankia.

Estamos convencidos de que la satisfacción de nuestros clientes tiene que ser el principal foco de nuestro trabajo. Satisfacción que solo es posible a través de un servicio excelente. Para ello, durante 2018 hemos continuado mejorando nuestro Posicionamiento Comercial, lanzado en el año 2016, mediante el lanzamiento de Bankia Fácil, un compromiso de Bankia para hacer la vida más fácil a nuestros clientes.

Por otro lado, el sector financiero en su conjunto no es inmune la transformación digital y a los cambios que se están produciendo en la sociedad en la forma de relacionamos. El cambio de hábitos de nuestros clientes nos está llevando a realizar un importante esfuerzo de adaptación en nuestro modelo de distribución. Este es el mayor reto estratégico al que nos enfrentamos.

La satisfacción de los clientes de Bankia tiene que ser el principal foco de nuestro trabajo

Para hacer frente a este reto hemos creado en Bankia una nueva Dirección Corporativa de Estrategia y Transformación Digital que tiene como principal objetivo asegurar un servicio excelente a nuestros clientes a través de todos nuestros canales digitales.

De hecho, al finalizar el año 2018 podemos decir que Bankia es la única entidad a través de la cual se pueden realizar pagos electrónicos a través de todas las grandes plataformas disponibles: Apple, Google, Samsung, Paypal y Bizum.

Porque la realidad digital de nuestra clientela sigue avanzando, de tal manera que en el mes de diciembre de 2018 el 45,4% de nuestros clientes son digitales y el 25,8% de nuestras ventas se han producido por canales digitales.

Con este foco en las necesidades del cliente, también somos muy conscientes de que el sector financiero continúa teniendo un enorme déficit en términos de reconocimiento social.

En este sentido, creo que es fundamental preocuparse y ocuparse de esa reputación porque un sistema financiero sólido es imprescindible para las necesidades del un crecimiento sostenible de la economía, que es, a su vez, el medio para asegurar un mejor nivel de vida a los ciudadanos y condición necesaria para luchar contra el desempleo.

Y la mejor manera de recuperar este reconocimiento es escuchando lo que la sociedad nos está reclamando porque, cuando escuchamos a la sociedad, lo que oímos es que la crisis económica ha tenido un impacto muy relevante en la reputación del sector y, a día de hoy, no se ha conseguido recuperar ese reconocimiento social tan necesario para cualquier empresa. Y sólo se podrá recuperar a través de un excelente Gobierno Corporativo y aplicando un estricto código ético.

Este es uno de nuestros principales retos para el año que comienza.

Desde aquí, y en representación de todo el equipo de Bankia, quiero reiterar una vez más mi más sincero agradecimiento a nuestros clientes y accionistas, por la confianza que nos muestran día a día.

Apoyo que sentimos muy cerca, y que es el mejor acicate para seguir construyendo la entidad financiera que la sociedad nos reclama, con el objetivo de seguir financiando a las familias y empresas, y de este modo seguir contribuyendo a la mejora socio económica de nuestro país.


JOSÉ IGNACIO GOIRIGOLZARRI

PRESIDENTE DE BANKIA

SUGERIDOR DE CONTENIDOS

Utilice el sugeridor de contenidos para guiarse a través del Informe Anual

OTRA SUGERENCIA

Haga click para ver contenidos relacionados

Compartir en redes

Fin del contenido principal