Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Estrategia

Comienza el contenido principal

BANKIA INICIA UNA ETAPA DE CRECIMIENTO TRAS LIBERARSE DE LOS CORSÉS IMPUESTOS POR BRUSELAS EN 2012.

EL 28 DE NOVIEMBRE DE 2017 BANKIA CELEBRÓ EL QUINTO ANIVERSARIO DE LA APROBACIÓN DEL PLAN DE REESTRUCTURACIÓN DEFINIDO POR BRUSELAS Y DE LA PRESENTACIÓN DEL PLAN ESTRATÉGICO 2012-2015.

Durante los últimos cinco años, la entidad ha alcanzado los objetivos marcados por la Comisión Europea, ha devuelto un total de 2.656 millones de euros de ayudas públicas en distintas fases, ha logrado formar parte del Dow Jones Sustainability Index (DJSI) y se ha posicionado como un referente en el sector fintech con el lanzamiento de Bankia Fintech by Innsomnia, además de aprobar la fusión con BMN, entre otros importantes hitos.

Ahora Bankia inicia una nueva etapa en la que mantener el liderazgo en eficiencia, solvencia y rentabilidad será la principal meta, y crecer, el objetivo fundamental.

Para lograrlo, Bankia se apoyará sobre dos grandes pilares: la tecnología y las personas, al tiempo que seguirá poniendo el foco en el cliente como centro de toda su actividad.

El fin de las limitaciones impuestas por Bruselas permite además al banco abrir nuevas líneas de actividad, que serán especialmente importantes en el campo de la financiación de la promoción inmobiliaria, en Mercado de Capitales y en el mundo de las grandes empresas.

La actuación de la entidad en el futuro más inmediato seguirá estando marcada por la mejora de la reputación y por la escucha activa al cliente, lo que permitirá elevar los niveles de satisfacción.

Otro pilar estratégico de Bankia en 2017 fue su posicionamiento como banco de empresas, uno de los segmentos más importantes para la generación de valor. Para ello desarrolló ‘Soluciona Empresas’, un conjunto de herramientas digitales gratuitas que les ayudarán en su día a día.

Con la intención de incrementar el grado de satisfacción de los clientes y elevar la capacidad de atracción del banco, Bankia también presentó el comparador de fondos y el simulador para planificar la jubilación, que se unen al simulador y valorador inmobiliario que vio la luz en 2016.

También se potenció la multicanalidad y se complementó el proyecto ‘Conecta con tu experto’ con el ‘Servicio +Valor’, pensado para clientes con una menor vinculación. Además, se realizó un importante esfuerzo a la hora de aplicar la innovación en la actividad del banco con el fin de mejorar la experiencia de los clientes.

MARCO DE LA FUSIÓN CON BMN

El devenir del banco estuvo marcado en 2017 por el proceso de fusión con BMN, anunciado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en el mes de marzo y aprobado por las juntas de accionistas de ambas entidades en septiembre.

Tras recibir todas las autorizaciones necesarias el 29 de diciembre, la nueva sociedad quedó inscrita en el Registro Mercantil de Valencia el pasado 8 de enero con el nombre de Bankia. En los primeros meses de 2018, el banco ha estado centrado en la integración tecnológica y cultural de las dos entidades.

Esta operación tiene sentido tanto industrial como estratégico y posicionará a Bankia como el cuarto banco español, con unos activos superiores a 223.000 millones, además de darle una mayor presencia en el mercado y permitirle elevar su base de clientes.

La integración de BMN consolidará la franquicia y permitirá a Bankia alcanzar posiciones de liderazgo en mercados de fuerte crecimiento como Granada, Baleares o Región de Murcia.

PLAN ESTRATÉGICO 2018-2020

Después de haber dado por cumplidos los compromisos adquiridos en el Plan de Reestructuración 2012-2017 y una vez alcanzados los objetivos del Plan Estratégico 2012-2015, Bankia parte de una buena posición para iniciar una nueva etapa en la que aspira a convertirse en el mejor banco de España: el más solvente, eficiente y rentable, con unos equipos comprometidos, unos clientes satisfechos y una gestión responsable.

Para conseguir este objetivo, Bankia seguirá el Plan Estratégico 2018-2020, con el que prevé obtener un beneficio de 1.300 millones de euros al final del trienio y retribuir a los accionistas con 2.500 millones de euros, más del doble que en los últimos cuatro años.

Esta cifra incluye la intención del banco de elevar al 45%-50% su pay out y de reintegrar el exceso de capital sobre el 12% CET1 fully loaded.

La hoja de ruta marcada para los próximos tres años contempla que la entidad alcance un ROE del 10,8% a 2020 y que el ratio de eficiencia se sitúe por debajo del 47%, frente al 56% de cierre de 2017, después de que las sinergias de la fusión con BMN se eleven a 190 millones de euros. También calcula que su ratio de solvencia se sitúe por encima del 12% CET1 fully loaded.

Entre los objetivos de Bankia se encuentra ser un banco más digital, para lo que invertirá 1.000 millones de euros en tecnología. Su meta es conseguir que el 35% de las ventas sean online al término del trienio y que el 65% de sus clientes sean digitales.

Para elevar sus ingresos, el banco prevé elevar un 5% el número de clientes particulares (+400.000) y un 20% el número de clientes de Banca de Negocios (+12.500 empresas), así como elevar en 200 millones los ingresos por comisiones gracias a la venta de productos de valor añadido.

Bankia pretende mejorar sus cuotas de mercado en originación de hipotecas (del 7,3% al 10,8%), crédito a empresas (del 6,9% al 7,7%), préstamos al consumo (del 5,5% al 6,6%), fondos de inversión (del 6,4% al 7,2%) y medios de pago (del 8,1% al 9% en tarjetas de crédito).

También prevé mejorar su balance con la reducción de los activos problemáticos (dudosos y adjudicados) hasta los 8.400 millones de euros y una caída de la morosidad hasta el 3,9%.

UN PLAN DE CULTURA DIGITAL PARA TODO EL BANCO

A lo largo de 2017, Bankia impulsó la transformación digital gracias al Plan de Cultura Digital. Este programa transversal, multidisciplinar y estructural está centrado en tres ejes:

  • La transformación, conseguida gracias a la creación de una red de cambio basada en la figura del ‘partner digital’ y en la elaboración de indicadores de negocio de productividad digital.
  • Las personas, a las que va dirigida una Escuela Digital que permite que los equipos puedan desarrollar nuevas habilidades y roles digitales, generando “nuevas formas de hacer”, “nuevas formas de ser” y “nuevas formas de relacionarse”.
  • La comunicación, con un plan más eficaz, detallado y estructurado, basado en piezas específicas (vídeos de lanzamiento, app, web pública…) y que incluye un nuevo ‘site’ de Transformación digital que centraliza toda la información relacionada con este mundo.

Fin del contenido principal

Compartir