Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Menú Descargar memoria anual
Cerrar

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Gestión del riesgo
  3. Planificación de capital y Plan de recuperación

Informe BFA - Bankia 2015 / Gestión del riesgoPlanificación de capital y Plan de recuperación

En línea con las recomendaciones de los principales organismos reguladores y supervisores internacionales y con el proyecto europeo de Unión Bancaria, en febrero de 2015 el Consejo de Administración aprobó el Marco de Planificación de Capital que, junto al Marco de Apetito al Riesgo (aprobado en 2014 y que establece los niveles máximos de riesgo y los mecanismos de seguimiento y responsabilidad), definen las líneas estratégicas de actuación del grupo en una situación normal de negocio.

Complementariamente, también se aprobó en febrero de 2015 el Plan de Recuperación (Recovery Plan), que determina las posibles medidas a adoptar ante una hipotética situación de crisis. El plan se activaría en el caso de que se rebasara el nivel fijado en el propio plan por alguno de los indicadores seleccionados, que coinciden en su definición con los que establecen los niveles de tolerancia en el Marco de Apetito al Riesgo.

Con posterioridad, en julio de 2015, el Consejo de Administración aprobó una serie de modificaciones a la declaración del Marco de Apetito al Riesgo, desarrollando su relación con el Plan Estratégico, el modelo de negocio, la planificación de capital, el Plan de Recuperación y el presupuesto. Se aprobaron, además, una declaración de apetito y tolerancia en términos de rentabilidad recurrente y extraordinarios, y un conjunto de referencias cualitativas adicionales que permiten determinar con mayor precisión y extensión el perfil de riesgos que la entidad está dispuesta a asumir.

Por otra parte, en 2015 se procedió a la elaboración de los Procesos de Autoevaluación de Capital (ICAAP, por sus siglas en inglés) y de Liquidez (ILAAP) con arreglo a los nuevos criterios del Banco Central Europeo. Ambos procesos son también muy relevantes en el marco del proyecto de Unión Bancaria.