Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Menú Descargar memoria anual
Cerrar

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Cumpliendo nuestros planes
  3. Claves de actividad e información financiera 2015

Informe BFA - Bankia 2015 / Cumpliendo nuestros planesClaves de actividad e información financiera 2015

Bankia cumplió en 2015 los objetivos marcados y acabó el año siendo una entidad más rentable, más sólida y más solvente. Gracias a esta favorable evolución, propuso un aumento del dividendo del 50% que permitió seguir avanzando en la devolución de las ayudas a los contribuyentes.


  • BENEFICIO ATRIBUIDO
    +39,2%
  • GASTOS DE EXPLOTACIÓN
    -4,8%
  • RESULTADO DESPUÉS DE PROVISIONES
    +12,5%
  • RECURSOS DE CLIENTES
    +3.795 M€
  • SALDO DE CRÉDITOS AL CONSUMO Y A PYMES
    +3,5%
  • RATIO DE CAPITAL FULLY LOADED
    +166 PBS

Resultados

La fortaleza demostrada en 2015 permite a Bankia afrontar con confianza su reto de convertirse en el mejor banco comercial de España.

En los resultados destacaron dos aspectos: el crecimiento de los recursos de clientes y el buen comportamiento del crédito dirigido a segmentos claves para la entidad, como el consumo de las familias y la financiación de autónomos y pymes. Paralelamente, se redujo en más de 3.500 millones de euros la morosidad y Bankia alcanzó el nivel de solvencia más alto de los grandes bancos españoles.

Rentabilidad: mejora en todos los conceptos

El beneficio neto atribuido fue de 1.040 millones, con un incremento del 39,2%, mientras que la rentabilidad sobre fondos propios (ROE, por sus siglas en inglés) se situó en el 10,6%, frente al 8,6% de 2014, superando lo previsto en el Plan Estratégico. Esas cifras de rentabilidad no incluyen las provisiones realizadas en los dos últimos ejercicios para cubrir litigios de la Oferta Pública de Suscripción de acciones (OPS). De tenerlas en cuenta, el ROE habría sido del 6,6% en 2014 y del 9% en 2015.

El margen de intereses se situó en 2.740 millones de euros, con un retroceso del 6,4%, debido a la bajada del rendimiento de los bonos de la Sareb. Sin tal efecto, habría subido un 1,7%, a pesar del duro entorno competitivo, del descenso a cero de los tipos de interés y de la decisión de Bankia de retirar las cláusulas suelo. La nueva generación de crédito y la reducción del coste de financiación contribuyeron a ese incremento.

Los ingresos por comisiones permanecieron básicamente estables (-1%) al totalizar 938 millones de euros. Los resultados por operaciones financieras (281 millones de euros) subieron, en cambio, un 29,2%, en buena parte por las plusvalías obtenidas con la rotación de activos de la cartera ALCO (renta fija).

Los gastos de explotación se redujeron en un 4,8%, hasta los 1.658 millones de euros, lo que ayudó a compensar la presión sobre los ingresos y a mantener el ratio de eficiencia en el 43,6% durante el conjunto del año (43,5% en 2014).

Aunque disminuyó el saldo de créditos dudosos y de activos adjudicados, hubo que hacer provisiones por importe de 724 millones de euros, pero un 34,6% menos que en 2014. El coste del riesgo (volumen de provisiones sobre crédito) bajó del 0,60% al 0,43%.

Como consecuencia de todo ello, el resultado después de provisiones ascendió a 1.597 millones de euros (+12,5%) y el beneficio antes de impuestos llegó a 1.636 millones (+33,6%). Descontada la tasa fiscal, los intereses minoritarios y el efecto de la provisión por los litigios de la OPS, resulta el ya mencionado beneficio neto atribuido en 1.040 millones de euros.

Beneficio

Beneficio atribuido Bankia 2015: 1.040 mill.

Margen de intereses EX CNB

Millones de euros.

DIVIDENDO: UN 50% MÁS

A la vista de estos datos, el Consejo de Administración acordó proponer a la Junta General de Accionistas el abono de un dividendo de 2,625 céntimos por acción con cargo a las ganancias de 2015, frente a los 1,75 de 2014. El pay out (porcentaje de los beneficios que se destina a dividendo) se eleva a casi el 30%.

En términos absolutos, Bankia retornará a sus accionistas 302 millones, de los que 194 millones irán al Estado, a través de la empresa matriz BFA, que controla un 64,2% de la entidad, y que es 100% propiedad del FROB.

El montante de las ayudas públicas ya devueltas (una vez se abone el dividendo) asciende a 1.626 millones de euros.

Dividendo Bankia

SANEAMIENTO: UN BALANCE MÁS LIMPIO

De forma constante, Bankia reduce cada trimestre el saldo de créditos dudosos, tanto por vía orgánica como a través de ventas de carteras. El pasado año, bajó 3.551 millones, hasta los 12.995 millones. El ratio de morosidad (10,74%) se redujo más de dos puntos y la tasa de cobertura sobre los saldos dudosos que permanecen en balance subió del 57,6% al 60%.

Además de reducir la morosidad, Bankia también consigue desprenderse de activos adjudicados, cuyo valor neto en balance pasó de los 2.877 millones de finales de 2014 a los 2.689 de diciembre de 2015, tras vender 9.190 activos, un 40,8% más que en el ejercicio anterior.

Saldos dudosos

Tasa morosidad

Tasa cobertura

SOLVENCIA: POR DELANTE DE BASILEA III

Bankia cerró el ejercicio con un ratio de capital ordinario (CET1) del 12,26% en términos de Basilea III fully loaded; es decir, anticipando los requerimientos que serán de aplicación en 2019.

Durante 2015 el banco mejoró su solvencia en 166 puntos básicos, mientras que el ratio de capital total avanzaba del 12,14% al 13,53%. Bajo la métrica phase in, que es la exigida por la regulación actual, el ratio de capital ordinario se situaba a 31 de diciembre en el 13,89% y el de capital total, en el 15,16%.

Estas cifras están muy por encima del mínimo exigido por el Banco Central Europeo y el Banco de España para 2016, que demandan al menos el 10,31% de ratio de capital ordinario phase in. El incremento de la solvencia habría sido aún mayor sin la provisión realizada para la OPS.

En términos de liquidez, el gap comercial continuó su mejoría y bajó hasta los 8.451 millones de euros, desde los 13.656 millones de un año antes (-38,1%). El ratio de créditos sobre depósitos (LTD) descendió del 105,5% al 101,9%, lo que en definitiva demuestra que prácticamente todos los préstamos se financian con depósitos de los clientes.

Solvencia Bankia CET1 FL

DINAMISMO COMERCIAL

La actividad de la red comercial de Bankia siguió dando señales de fortaleza el pasado ejercicio. Los recursos de clientes crecieron en 3.795 millones de euros, un 3,3%. El incremento fue del 2,2% en depósitos y del 8,2% en fondos de inversión, planes de pensiones y seguros.

Las nuevas concesiones de crédito crecieron consistentemente, sobre todo los destinados al consumo de las familias (+38%) y a empresas, autónomos y pymes (+17%). Esto dio lugar a que el saldo de financiación a ambos segmentos, incluyendo amortizaciones, se incrementara un 3,5%, hasta los 46.800 millones.

MEJORA DE BFA

BFA, matriz de Bankia, obtuvo un beneficio después de impuestos de 1.597 millones de euros, lo que supone casi multiplicar por cuatro las ganancias del ejercicio anterior, incluyendo las provisiones para cubrir litigios de la OPS (780 millones en 2014 y 1.060 en 2015).

En cuanto a la solvencia, el Grupo BFA cerró el ejercicio con un ratio de capital CET1 fully loaded del 12,88%, tras registrar un incremento de 253 puntos básicos en el año. En términos phase in, el ratio de capital ordinario pasó del 13,28% al 14,58%.

Nuevas formalizaciones de crédito

Millones de euros.

Recursos de clientes

Millones de euros

EVOLUCIÓN DE LA ACCIÓN

  • NÚMERO DE ACCIONES EN CIRCULACIÓN
    11.517.328.544
  • CONTRATACIÓN MEDIA DIARIA
    34.339.691 ACCIONES
    41.302.153 €
  • COTIZACIÓN MÁXIMA
    1,360 €
  • CAPITALIZACIÓN BURSÁTIL AL CIERRE 2015
    12.370 M€
  • COTIZACIÓN MÍNIMA
    1,011 €
  • COTIZACIÓN A 31.12.15
    1,074 €

Durante 2015 los mercados financieros vivieron un escenario de moderada recuperación de la actividad en las economías avanzadas y de desaceleración en las economías emergentes. Asimismo, se produjo la primera subida de tipos de interés en EE. UU. desde junio 2006, una fuerte corrección en el precio del petróleo y un progresivo incremento de la volatilidad en los mercados bursátiles.

En 2015, la acción de Bankia tuvo el mejor comportamiento relativo de los seis grandes bancos españoles cotizados.

En este contexto, el Ibex se depreció un 7,15%, con un sector financiero en claro retroceso. La acción de Bankia cerró el ejercicio al precio de 1,07 euros, un 13,25% menos que el año anterior, a pesar de lo cual tuvo el mejor comportamiento relativo de los seis grandes bancos españoles cotizados. El volumen medio de contratación diaria se situó en 34,3 millones de títulos, lo que equivale a un importe efectivo medio de 41,3 millones de euros por sesión.

Cotización de los grandes bancos españoles

Consenso de analistas

A 31 de diciembre, 31 casas de análisis cubrían activamente y proporcionaban precio objetivo de la acción de Bankia, dos más que en 2014. El precio objetivo del consenso de analistas era entonces de 1,23 euros por acción, lo que implicaba una expectativa de revalorización del 15% con respecto al precio de mercado.

El precio objetivo del consenso de analistas era de 1,23€ por acción, lo que implicaba una expectativa de revalorización del 15% con respecto al precio de mercado.

La mayoría de los analistas recomendaban comprar (el 45,16% frente a un 20,7% de un año antes), en tanto que el 22,58% abogaban por mantener y un 32,26% por vender.

Número de analistas cubriendo la acción

Evolución de recomendaciones, precio objetivo y de cierre

RATING

La calificación de las entidades europeas se vio afectada en 2015 por la entrada en vigor de la Directiva 2014/59/E. Como consecuencia de ello, las agencias de rating adaptaron sus metodologías para reflejar una menor propensión de apoyo por parte de los diferentes Estados en caso de rescate bancario. Eso hizo que las valoraciones a largo plazo convergieran a la baja con el rating intrínseco de las entidades.

STANDARD & POOR’S

El 3 de diciembre ratificó a Bankia en “BB/B”, mejorando la perspectiva desde Estable a Positiva. La retirada de un escalón de apoyo soberano se vio compensada por una mejora en el perfil de riesgo del banco, cuyo rating intrínseco (SACP) subió de “bb-“a “bb”. La agencia reconocía de esta manera el éxito en el fortalecimiento de la gestión del riesgo y el saneamiento acelerado de la cartera de los préstamos deteriorados de Bankia.

Con anterioridad, el 22 de abril, Standard & Poor’s había confirmado también la valoración a largo plazo en “BB” y había elevado la perspectiva desde Negativa a Estable, por los avances observados en la reducción de exposiciones problemáticas y por los beneficios potenciales en el comportamiento de la calidad de crédito derivados de la transformación del modelo de gestión de riesgos.

La clasificación de las cédulas hipotecarias de Bankia evolucionó favorablemente desde “A/Negativa” hasta “A+/ Estable” a lo largo de 2015.

FITCH

El 1 de abril, elevó en dos escalones el rating intrínseco (viability Rating o vR) de Bankia desde “bb-” hasta “bb+”. Al mismo tiempo, ratificó el de largo plazo en “BBB-“, perspectiva Negativa, por la presión a la baja en el rating que suponía la retirada del apoyo soberano, una vez adaptada e implementada la nueva metodología.

El 19 de mayo, tras materializarse la retirada generalizada del apoyo soberano en las valoraciones de las entidades financieras, Ficht bajó un escalón el rating a largo plazo de Bankia, desde “BBB-” a “BB+” convergiendo con el rating intrínseco de “bb+”. La perspectiva pasó de Negativa a Positiva, reflejando el potencial de subida en el corto y medio plazo si Bankia continuaba reduciendo su stock de activos problemáticos y fortaleciendo el capital.

Las cédulas hipotecarias vieron cómo su clasificación se elevaba el 6 de abril desde “BBB+/Estable” hasta “A-/Estable”. El 16 de septiembre, la perspectiva pasó a Positiva.

DBRS

El 19 de octubre, mejoró el rating de las cédulas hipotecarias en dos escalones desde “A (high)” hasta “AA”. Con anterioridad, el 24 de septiembre, tras una revisión completa del rating de las cédulas de Bankia, la agencia había ratificado el rating en “A (high)”.

MOODY’S

En octubre de 2013, Bankia informó de que había decidido finalizar la relación contractual con Moody’s. Los ratings que Moody’s continúa publicando sobre Bankia tienen, por lo tanto, el estatus de “No solicitados” (“Unsolicited”) y “No participativos” (“Non-participating"). Pese a que de manera reiterada se ha solicitado a la agencia que deje de publicar valoraciones sobre Bankia, es decisión unilateral de Moody’s determinar el momento para hacerlo.

Ratings Bankia
  S&P  FITCH
  DIC. 14   DIC. 15 DIC. 14 DIC. 15 
Largo plazo BB   BB BBB-   BB+
Perspectiva Negativa   Positiva Negativa   Positiva 
Rating intríseco bb- +1 bb bb- +1 bb+
Corto plazo B   F3   B
Rating cédulas hipotecarias
   S&P FITCH DBRS
  DIC. 14   DIC. 15 DIC. 14   DIC. 15 DIC. 14   DIC. 15
Largo plazo A +1  A+ BBB+ +1 A- A (high) +2 AA
Perspectiva Negativa Estable Estable Positiva -   -