Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Menú
Cerrar

Sección de idiomas

ES

Fin de la sección de idiomas

Está usted en:

  1. Inicio
  2. Gestión del riesgo
  3. Riesgo operacional

Informe BFA - Bankia 2014 / Gestión del riesgo Riesgo operacional

La gestión del riesgo operacional en Bankia tiene como objetivo minimizar el riesgo de pérdida que resulta de una falta de adecuación o de un fallo de los procesos, del personal, de los sistemas internos o bien de acontecimientos externos. Esta definición incluye el riesgo legal, per o excluye el riesgo reputacional, que se tiene en cuenta valorando en términos cualitativos el impacto en el cliente final de los riesgos operacionales identificados.

Los objetivos de Bankia en la gestión del riesgo operacional son los siguientes:

  • Promover una cultura orientada a la concienciación del riesgo, la asunción de responsabilidad y compromiso, y la calidad de servicio.
  • Asegurar la identificación y medición del riesgo operacional con el propósito de prevenir los posibles quebrantos que afecten a los resultados.
  • Reducir las pérdidas por riesgos operacionales mediante la aplicación de sistemas de mejora continua en los procesos, estructura de controles y planes de mitigación.
  • Impulsar la aplicación de mecanismos de transferencia del riesgo que limiten la exposición al riesgo operacional.
  • Validar la existencia de planes de contingencia y continuidad de negocio.

La entidad tiene establecido un plan de contingencia con todos los mecanismos de alerta necesarios.

La gestión durante 2014 tuvo como referencia relevante las recomendaciones que se derivaron del informe elaborado por la Auditoría Interna correspondiente a la Guía de Aplicación del Método Estándar en 2013.

Durante 2014, se extendió el proceso de autoevaluación a 55 Centros Originadores de Riesgo Operacional (COROS), que abarcan toda la entidad y las dos empresas más relevantes del grupo. Este esfuerzo permitió obtener el mapa de eventos de la totalidad de la entidad. También se actualizó la herramienta de riesgo operacional (ARO), con la entrega de su segunda fase.

Además, se elaboró el primer inventario de pólizas de seguros contratados por Bankia en sus diversas unidades (a excepción de las pólizas que cubren compromisos con empleados ya jubilados), con el propósito de comprobar su eficacia como elemento mitigador de pérdidas operacionales, si bien se pretende cambiar el foco en los próximos años con la contratación de pólizas que cubran las pérdidas operacionales.

A lo largo de 2015 se desarrollará un programa especial de colaboración con la agrupación encargada de la gestión operativa de la red comercial de particulares, para mitigar los eventos de pérdida más importantes que se producen en la red de oficinas. En este programa se incluirá la prevención de eventos relacionados con documentación de operaciones (MIFID, EMIR) y diligencia debida, entre otras. Durante el año, se tratará de transmitir a la red de oficinas las pautas de riesgo operacional que afectan a sus tareas más cotidianas.