Bankia
Año I
Informe 2013

  • image02

Carta del Presidente

En 2013 Bankia culminó un intenso período de transformación. Si en 2012 definimos los principios de nuestra actuación, durante 2013 sentamos las bases del modelo de entidad a la que aspiramos, un banco cuya razón de ser es estar cerca de sus clientes y darles el mejor servicio, como medio para crear valor a nuestros accionistas.

El resultado de este trabajo, que arrancamos en noviembre de 2012 con la presentación de nuestro Plan Estratégico, ha tenido su reflejo en las principales magnitudes que miden nuestra solvencia, liquidez, eficiencia y rentabilidad, y en la evolución de nuestros negocios. En cierta medida, en 2013 hemos podido confirmar nuestras fortalezas, pero somos plenamente conscientes de todos los retos que nos quedan por delante. No en vano, aunque el año ha sido intenso, hemos recorrido únicamente un tercio del periodo de vigencia de nuestro Plan Estratégico 2012-2105.

El año pasado logramos cumplir los compromisos anunciados a la sociedad y al mercado y los objetivos previstos en dicho plan. Nuestro grupo superó las previsiones de resultados, con un beneficio neto recurrente de BFA-Bankia de 818 millones de euros, por encima de los 800 millones a los que nos habíamos comprometido. En el caso de Bankia, el resultado neto fue de 509 millones de euros, tras destinar la totalidad de los resultados extraordinarios a provisiones para reforzar el balance, mejorando significativamente nuestro ratio de eficiencia. Además, hemos completado la reestructuración de nuestra red dos años antes de lo previsto y hemos recuperado el pulso comercial, aumentando los niveles de productividad.

Hoy la entidad muestra una sólida posición de liquidez, hemos sido capaces de generar más de 200 puntos básicos de capital en un año y estamos empezando a obtener la confianza del mercado. De hecho, asistimos en los últimos meses a una importante revalorización del valor de la compañía en Bolsa, la presencia de inversores institucionales extranjeros en el capital es creciente y hemos vuelto al mercado con una emisión de deuda sénior de 1.000 millones de euros que obtuvo una sobredemanda de 3,5 veces.

Además, ya en febrero de 2014 se ha iniciado el proceso de privatización de Bankia. BFA ha vendido el 7,5% del capital del banco por un importe de 1.304 millones de euros. Con esta operación avanzamos en uno de los objetivos prioritarios de nuestro proyecto, la devolución de las ayudas aportadas por los contribuyentes, a la vez que dotamos de mayor liquidez a la acción y comprobamos el creciente interés de los inversores por incorporarse al proyecto de Bankia.

Paso a paso, estamos demostrando nuestra capacidad como organización para cumplir objetivos financieros y de negocio. A partir de ahora, y tras la estabilización de la entidad, tenemos que aprovechar nuestras fortalezas: contamos con cerca de siete millones de clientes que han demostrado una gran fidelidad y a los que estoy profundamente agradecido; hemos registrado incrementos de cuota de mercado en actividades tan importantes para nosotros como el crédito, sobre todo a las pymes, o los fondos de inversión; y tenemos unos equipos que han mostrado un comportamiento impecable en el proceso de reestructuración y han crecido de forma notable en su capacidad profesional tras la experiencia vivida en los últimos años.

Durante 2013 en Bankia también hemos trabajado en la definición e implantación de una infraestructura que nos permitirá configurarnos en un banco mejor y más competitivo.

Hemos rediseñado nuestra organización y los procesos de toma de decisiones para agilizar nuestra respuesta al mercado. Hemos simplificado nuestro catálogo de productos, orientándolo a las necesidades de nuestros clientes. Nos hemos ocupado de redefinir el funcionamiento de todas nuestras oficinas, dirigiéndolas hacia el asesoramiento de forma segmentada, especialmente en pymes y banca personal, y hemos cambiado nuestro modelo de banca privada. Y, todo ello, junto con el lanzamiento de un nuevo modelo comercial, nuestras ‘oficinas ágiles’.

Después del esfuerzo realizado en los procesos de recapitalización y reestructuración, Bankia no debe moverse en el continuismo. Podemos y debemos materializar una oferta de canales de distribución innovadora y eficiente. Por eso, además de evolucionar en el modelo de relación con clientes, estamos realizando inversiones tecnológicas muy importantes, pero muy prácticas, para responder al reto de la movilidad que nos exigen nuestros clientes actuales y los futuros.

La nueva Bankia nació desde los principios y sobre ellos hemos seguido trabajando, implantándolos en nuestra actuación diaria. Fruto de ello fue el nuevo Código Ético y de Conducta del que nos dotamos el año pasado. Sólo nuestro firme compromiso con la gestión responsable y el diálogo nos va a permitir establecer relaciones de confianza, estables y sólidas y generar valor, tanto al negocio, como a los grupos de interés con los que nos relacionamos. En este informe, damos cuenta de cómo estamos articulando estas relaciones, respondiendo a las necesidades de nuestro entorno y cumpliendo nuestros compromisos, y explicamos qué actuaciones estamos llevando a cabo y cuál es el impacto que tienen en clientes, proveedores, accionistas e inversores, empleados y sociedad.

El nuevo entorno financiero, el comportamiento de los clientes y la sociedad -mucho más exigentes- y el indudable impacto de la tecnología en los negocios han variado las reglas de juego y en Bankia creemos que tenemos las capacidades para afrontar con garantías un nuevo marco competitivo. Y lo vamos a seguir haciendo como hasta ahora: trabajando desde los principios para ofrecer una banca cercana a los clientes con el objetivo claro de creación de valor. Contamos con el apoyo, capacidad y grandes dosis de ilusión del Consejo de Administración -clave en la configuración de esta nueva Bankia-, así como de todos los profesionales del banco. A todos ellos les agradezco su dedicación y fidelidad en el proyecto y les solicito su creciente implicación en la construcción de este nuevo banco al que aspiramos.

Somos conscientes de que hemos recorrido una parte importante del camino, pero también de que nos queda un trecho importante por delante para lograr nuestros objetivos.


José Ignacio Goirigolzarri
Presidente de Bankia
© Bankia S.A., 2014. Todos los derechos reservados